CORAZONES

La evidencia nos dice que los corazones enamorados se infartan menos. Les ocurre lo mismo que a los que empiezan a vivir.

Comentarios

Entradas populares de este blog

YA NO SÉ SI SOY YO