VIVIR

Olvidado en un estante permaneció durante los mejores años de su vida. Hasta que la asistenta al verlo le preguntó si vivía allí. Él se incorporó y decidió bajar a desayunar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

YA NO SÉ SI SOY YO